Cómo cuidar la salud mental en tiempos de pandemia por el Covid-19

Psicólogos afirman que, tanto adultos como niños, pueden ser afectados por el aislamiento social y cambio de rutinas. Sin embargo, estiman que es una oportunidad para que las familias se afiancen.

El avance exponencial de contagios del Covid-19 en el país y el aislamiento social al que debemos atenernos, según especialistas en salud mental, puede generar altos grados de ansiedad en la población, producto de la incertidumbre que genera la pandemia.

Taquicardia, sensación de ahogo, sudoración o escalofríos, molestias abdominales y mareos son algunos de los signos que advierten el estado alterado.

Y esa incertidumbre y ansiedad se alimenta con el exceso de información, que entregan los medios de comunicación formal, lo que sumado a los que actúan fuera del marco legal y redes sociales que, muchas veces, no confirman lo que entregan, contribuye a los estados ansiosos. De hecho, la OMS asegura que los estados ansiosos son comunes en una población que vive momentos de crisis.

Aún no existen estudios sobre cómo el avance del coronavirus está afectando la salud mental de las personas, pero según la OMS las situaciones de emergencia causan malestar a la mayoría de las personas, que se manifiesta, por ejemplo, con ansiedad, tristeza, desesperación, trastornos del sueño, cansancio, irritabilidad, o bien, dolor.

Los síntomas son habituales y suelen mitigarse con el tiempo. Sin embargo, en caso de personas con prevalencia de ansiedad o depresión, según la OMS, está demostrado que se duplican en crisis humanitarias. De ahí la importancia de cuidar la salud mental, especialmente, ahora que todos deben quedarse en casa.

El seremi de Salud, Héctor Muñoz, hizo un llamado a cuidar la salud mental en el contexto del Covid-19, y afirmó que la forma de lograrlo es que la población siga las indicaciones oficiales para prevenir el contagio, mantenga la rutina diaria, tanto como sea posible siendo coherente con las recomendaciones del Estado, evite el exceso de noticias y redes sociales, y además, que en caso de ser necesario ante una sospecha de contagio, que requiera cuarentena y prepare contar con una red de apoyo.

Atención con los niños

Pamela Vaccari, jefa de la carrera de Psicología de la Universidad de Concepción, aseguró que la clave está en mantener las rutinas en la casa, especialmente, con los niños propiciándoles espacios seguros, “explicándoles lo que sucede de manera simple que hay un virus, incluso con un dibujito, diciéndoles que hay que cuidarse y que esto no va a ser para siempre”, y poner atención en sus reacciones, transmitiendo tranquilidad y seguridad.

En cuanto a las guías que están enviando los colegios a los alumnos para que las desarrollen en casa, Vaccari recomendó que el trabajo de los menores no sea mayor a 10 minutos. “Hay que tomárselo con calma porque esto va para largo, porque no pueden hacer tareas en casa seis horas como si estuvieran en clases, que dibujen, pinten, reconozcan figuras o lean, pero con calma porque esto va para largo”.

La doctora en psicología social recordó que todas las enfermedades que han surgido a lo largo de la historia, por ejemplo, lepra y tuberculosis, han tenido solución a través del trabajo de la ciencia con las vacunas. “Lo mismo va a pasar ahora. Pero por el momento las personas deben quedarse en casa para que el virus no siga avanzando (…) además, estar juntos permitirá fortalecer los lazos en la familia, y tener en claro que nada es para siempre, que la humanidad se ha repuesto de muchas cosas, esta no va a hacer la excepción”.

Los adultos

Para la psicóloga clínica, Andrea Serrat, la situación actual requiere que la población realice cambios personales, que implican tomar consciencia de la pandemia y estar tranquilos, pues el pánico sólo bloqueará el sistema emocional. En tiempos de aislamiento recomienda hacer cosas que le hagan sentir bien como leer, cocinar y trabajar la tierra que, a su juicio, ayuda a la claridad mental para concentrarnos en lo que se necesita para salir de la crisis.

Según el psicólogo clínico, Gregorio Valenzuela, para evitar la ansiedad se recomienda conversar con familiares, de tal manera de construir explicaciones satisfactorias para nosotros y apoyarse, organizar el tiempo en casa, y actividades para el reencuentro familiar. En caso de vivir solo, asegura que la tecnología es una aliada para interactuar con seres significativos.

Señaló que el postergar la gratificación que significa, debido al instinto gregario, el socializar, en función del bien común muestra una conducta madura, solidaria y colaborativa que es necesaria para enfrentar la pandemia.

Cuarentena

En caso de enfrentar una cuarentena, que limita aún más el movimiento, para la psicóloga Paula Muñoz, directivo de Clínica Nova Vita, es importante tener en cuenta que es normal sentir ansiedad y preocupación por lo que está ocurriendo, pero dijo que es necesario que se mantengan positivos, sabiendo que al restringir las actividades individuales se está contribuyendo para que el virus no se siga propagando.

El aislamiento, según al jefe clínico, es una buena instancia para desarrollar dinámicas colaborativas en familia, planificando actividades compartidas y también otras que entreguen libertades individuales en casa. Recomienda fortalecer el respeto y escuchar inquietudes y sentimientos de la familia respecto a la situación que se está viviendo.

Share on facebook
Facebook
Share on skype
Skype
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *